martes, enero 19, 2010

SMOKING


Durante toda su vida, y desde su infancia, Ava Gardner fué una fumadora empedernida, llegando a consumir hasta 60 cigarrillos diarios. Esta conducta le pasó factura en su madurez cuando sufrió enfisema pulmonar.
Justificaba su adicción con el argumento que el cigarrillo en la mano le producía una sensación relajante. Los que son fumadores como ella sabrán si esto es verdad o mito.
En algunas escenas de sus películas Ava aparece fumando, como también en fotografías de su vida diaria.
Aquí les mostramos algunas de ellas.

























No hay comentarios.: